Acerca de los hechos en los trenes

Ante nuestro déficit en la producción de datos, observables y (muy de vez en cuando) hechos, no nos queda más remedio que recurrir a lo que elegantemente llamaremos “cita”, “difusión”, o similar (pero que en criollo se llama “pirateada”).

Queremos, entonces, compartir (esa es otra forma elegante de decirlo) unos datos elaborados por investigadores amigos (Gustavo Quintana y Julián Rebón) del Programa de Investigación en Cambio Social (P. I. C. A. So) del Instituto Gino Germani. Surgen de una encuesta aplicada a usuarios de trenes en la estación Constitución inmediatamente después de los hechos del año pasado.

Interesante, porque ese el único estudio (que, aparte, tiene un marco más amplio que el problema de los trenes) sobre el tema que existe. Hay una encuesta sobre calidad de servicio en todos los medios públicos de transporte (INTRUPUBA 2007, del Ministerio de Transporte de la Nación), pero no vinculando esta dimensión con los hechos de protesta.

Algunas frecuencias interesantes:

a) El 79% de los entrevistados consideró “justo” el motivo por el cual se produjeron los incidentes.

b) El 68% no calificó de “legítimos” los incidentes y destrozos; no obstante…

c) cuando se pregunta acerca de la efectividad de esta forma de protesta (destrozos, etc.) casi la mitad, la considera “muy” o “bastante” efectiva.

c) 58% NO considera que los hechos hayan sido planificados.

d) 64% considera que la empresa es el principal responsable de los problemas del servicio.

Fíjense cuales son las soluciones que proponían en su momento los usuarios para estas deficiencias en los servicios… Recordemos, además, que en algo así como una semana (y como consecuencia de estos hechos) el gobierno rescindió el contrato de la empresa.

Como conclusión de todo esto, miren esto que es la última diapositiva donde compara la efectividad a) de los reclamos en los entes reguladores y b) de las acciones de “autoorganización” de la gente para resolver los problemas de los ciudadanos.


Pueden bajar el informe completo de acá

Comentarios

Charlie Boyle ha dicho que…
Mire que es vago para postear, siempre es una alegria leerlo
Cresto ha dicho que…
Y si... admitimos la vagancia... eso que en algunos ámbitos lo consideramos virtud cardinal, acá es cierto, es un defecto... (igual gracias por el apoyo)

Y para peor de los peores, nos hemos dedicado a parasitar los datos de compañeros, vio?

En fin... en cuanto tengamos unos momentos libres prometemos datos de Bolivia, referéndum y demás...
MONA ha dicho que…
La gente podrá decir que romper todo es un método efectivo... pero no creo que lo sea... vos no rompés en tu casa, algo que no funciona bien... en cambio reparás, o comprás nuevo... Ahora tenemos varios vagones menos ¿Y? qué ganamos?
Cresto ha dicho que…
La efectividad de todo método de protesta debe ser medida en su contexto específico. Fijate que en el caso de Constitución, el método sí fué efectivo, en tanto: a) se le sacó la concesión a la empresa; b)aumentaron las frecuencias; c) hay un sistema de "alertas" de suspensión del servicio.

Aparte, la otra "pata" de toda esta historia, es la falta de canales institucionales para procesar las quejas. Los pocos que hay (CNRT, libros de quejas) no son efectivos.

Entradas populares de este blog

Sobre la multicausalidad

Número efectivo de partidos en elecciones presidenciales 1983-2011

El ruido de las capitales (vol. 1)