Una vuelta rápida para discutir...

Quizás volvamos más adelante a postear algo. Extrañamos un poco la "blogósfera". Andamos sin tiempo, pero esto no se puede dejar pasar.

Un argumento falso –pero muy efectivo– es forzar el significado de las palabras y sostener que “el salario no es ganancia”. El término “ganancia” puede parecer poco apropiado, aunque todo el mundo, para conocer el sueldo de un compañero, le pregunta “¿cuánto ganás?”. El diccionario de la Real Academia Española informa:
–ganancia: 1. f. Acción y efecto de ganar.
–ganar: 2. tr. Obtener un jornal o sueldo en un empleo o trabajo.

En otros países, como en México, el mismo impuesto se denomina “sobre la renta” y en España “IRPF-Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”. ¿Queda mejor referirse al salario como “renta” en lugar de “ganancia”? También se lo suele designar “impuesto a los ingresos”, pero aquí traería confusión con el denominado “ingresos brutos”. Como vemos, no es fácil encontrar un nombre más adecuado. Pero lo que importa no es el nombre sino el concepto, estamos discutiendo sobre política y economía, no sobre filología. De paso, conviene aclarar que este tipo de impuesto se aplica a los asalariados en casi todos los países. http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-6060-2012-06-22.html


Hasta el neoclásico más acérrimo admitiría que el salario es la retribución al factor trabajo, la ganancia la retribución al factor capital y la renta la retribución del factor tierra.

Igual, como dice el artículo, no es una cuestión filológica. Tampoco es una cuestión del monto del "ingreso" percibido. El problema no es si se gana mucho o poco. El problema, en nuestra opinion, es quién lo percibe. Lo que hay que discutir (independientemente de la letra de la ley) es a quiénes se grava: ¿al trabajo o al capital? ¿Al trabajo o a la renta de tierra?

Una aclaración no menor: no es lo mismo un gerente que un camionero. No cumplen la misma función en la producción... Acá algo habíamos chauyado al respecto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre la multicausalidad

Número efectivo de partidos en elecciones presidenciales 1983-2011

El ruido de las capitales (vol. 1)